Solicitar presupuesto gratis

El marketing, entendido como el conjunto de principios y prácticas que buscan el aumento del comercio, especialmente de la demanda, no es un nicho reservado únicamente para las grandes corporaciones, a pesar de la idea que permanece en gran parte del inconsciente colectivo.

Es por eso que, tanto pequeños y medianos comercios sin grandes ambiciones más allá de las relacionadas con su ámbito de actuación como aquellas que han decidido, a pesar de su pequeño tamaño, tratar de pegar el salto a nuevos territorios desconocidos a través de la red de redes, están apostando cada vez en mayor medida por realizar un plan de marketing con la intención de aumentar sus beneficios.

Para poder enviar el mensaje deseado todos los potenciales clientes de nuestro negocio, y conseguir que este sea mejor y más atractivo que el de la competencia, es necesario elaborar una campaña de marketing que se asiente sobre algunos conceptos básicos que vamos a tratar de desgranar en este post.

El primero de todos es el que nos lleva a definir qué es lo que pretendemos con nuestro negocio. Qué tipo de necesidades queremos satisfacer y cómo hacerlo, en definitiva cómo queremos acercanos a los clientes, son algunos de los conceptos que debemos aclarar en un primer lugar.

En el segundo trataremos de poner en negro sobre blanco los objetivos de nuestra empresa. Allí deberá reflejarse qué es lo que queremos vender, cómo lo queremos presentar, a quién queremos llegar y cuál es nuestro valor añadido, para poder empezar a ponernos en valor y pensar en metas progresivas que deseamos cumplir en un margen concreto de tiempo.

El tercero pasa por lanzarse a buscar a nuestro target o público objetivo. Para ello existen distintos tipos de estrategias de marketing como las de marketing directo, como el buzoneo o reparto de publicidad en la calle; la creación de una campaña en medios tradicionales o medios o webs online de referencia; o la apuesta por la comunicación a través de internet y las redes sociales, que es compatible con todas las anteriores.

En el caso de que apostemos por esta última vía, deberemos tener claro si deseamos conseguir atraer a nuestros potenciales clientes a través de campañas orgánicas, como se derivan de la creación de una web y de perfiles en las redes sociales en las que exponernos, o hacerlo a través de mecanismos de pago para publicitarnos en los espacios deseados y donde existen un nicho importante de clientes.

Además de estos mecanismos, y sin salir de la actividad de marketing, es importante contar con los familiares y amigos para que estos hagan todo el boca a boca posible y que tanto funciona en las pequeñas ciudades o barrios de grandes localidades, revelándose estas como una de las más efectivas.

Con estos pequeños consejos tendrán todas las herramientas para poder comenzar a elaborar un plan destinado a darse a conocer, promocionar sus productos, y hacerlo ante el mayor número de potenciales clientes posibles. El fin, asentar el negocio y hacerlo crecer garantizando su viabilidad a largo plazo, bien vale el esfuerzo.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.