Solicitar presupuesto gratis

Las razones por la que los especialistas en marketing tienen en tantísima consideración a una técnica como el buzoneo son varias, destacando de entre todas dos muy por encima del resto: nos referimos a la efectividad y al bajo coste que suponen estas campañas en relación a otras.

Gracias a la posibilidad de emitir un buen número de folletos publicitarios en cada acción de buzoneo o reparto publicitario a través del buzón postal, esta técnica permite recuperar la inversión en un tiempo récord. Y es que, como aseguran los expertos, en una campaña mediana en la que se repartan unos 500 folletos, solo con conseguir que un par de ellos se pasen a nuestro bando la campaña ya puede ser rentable. Obviamente, el número de conversiones variará en función de la inversión en la campaña (local, regional, nacional) y del coste final del producto o servicio que se desea promocionar.

Otro de los puntos que más destacan las empresas que apuestan por este tipo de técnica es que, aún acabando muchos de ellos en la basura de posibles clientes, este, al haber sido ojeado, ya ha cumplido un servicio tan costoso como el de impactar con tu proyecto empresarial y los productos o servicios que ofreces en un posible consumidor. Y es que todo impacto publicitario acaba teniendo repercusión en el subconsciente, a menudo tan decisivo durante el momento de las compras.

Aunque quizás el punto que más atrae a nuevas empresas es el que tiene que ver con una certeza como la siguiente: Si grandes cadenas de supermercados, fabricantes de muebles o franquicias de comida llevan décadas apostando por este tipo de acciones publicitarias, parece evidente que no es casualidad, ya que si no les resultase rentable ya se las habrían quitado de delante hace mucho tiempo.

A este respecto, las últimas encuestas a los consumidores han destacado la importancia que tiene el buzoneo a la hora de informarse sobre nuevos productos o servicios y acercarse a pequeñas y medianas empresas, siendo las empresas de cercanía las que mejores ofertas y promociones realizan para los consumidores.

Buzoneo local

Si algo parece más que probado es que aquellas campañas que están bien planeadas, son las que acaban siendo más efectivas, están detrás de las mayores tasa de retorno y generan mayor recuerdo aumentando las posibilidades de ser escogidos durante la toma de decisiones de las futuras compras.

Un ejemplo de campaña bien planteada podría ser, en el caso de que se desee repartir folletos informando de las mejores cocinas de Barcelona, repartirlos en zonas céntricas donde las viviendas tienen ya unos años y la renta per capita suele ser mayor, amén de complementarla con su distribución en centros comerciales con establecimientos de reformas y construcción, en zonas comerciales y en ferias relacionadas con la vivienda.

Por último, subrayar la necesidad de combinar una estrategia de marketing directo como el buzoneo con otro tipo de estrategias como el street marketing o el marketing online. Ya que es a través de las estrategias mixtas como se obtienen los mejores resultados se obtienen.

Puntuación
[Total: 1 Puntuación: 5]