Solicitar presupuesto gratis

El buzoneo o reparto publicitario a través del correo postal es mucho más allá que elaborar un folleto informativo o persuasivo y colocarlo dentro de los buzones de manera indiscriminada.

Para conseguir que una campaña de este tipo tenga realmente una buena aceptación y un retorno satisfactorio hay que seguir una serie de pasos en los que coinciden los expertos después de muchos años trabajando en esta rama del marketing directo cuya efectividad, confirmada a través de todo tipo de informes, no deja de aumentar.

El primero, tener muy claro qué queremos comunicar y elaborar un plan por escrito con la idea a difundir y los objetivos a conseguir.

El segundo, elegir cuál debe ser el soporte ideal de entre todos los posibles para iniciar la campaña. Puede darse el caso de que, además del buzoneo, esta pueda realizarse también en otros soportes.

El tercero, decidir la fecha en la que comenzar con la acción publicitaria y durante cuánto tiempo debe realizarse esta teniendo en cuenta todos los criterios y variables que entren en acción en busca de nuestro objetivo.

El cuarto, escoger la localidad o localidades, las zonas de cada ciudad en las que queremos llevar a cabo nuestra acción, y en qué bloques o pisos. Para ello nos ayudaremos de una investigación previa con la intención de no errar en este asunto.

El quinto, controlar el reparto. Un vez sabemos cómo, sabemos cuándo y sabemos dónde, es capital llevar un control de los días, las fecha y los lugares para poder comprobar cómo evoluciona la efectividad de nuestra acción.

El sexto, echar mano de controladores que se cercioren que los repartidores están cumpliendo en fecha, hora y lugar con los establecido seleccionado viviendas al azar y echando un ojo a algunos buzones para comprobar que no se están realizando entregas masivas en determinados buzones.

El séptimo, controlar el postbuzoneo o, dicho de otra manera, analizar cuáles están siendo las consecuencias de la campaña. De la misma manera habrá que echar un vistazo a los responsables de la venta, sea en tienda físico u online, para ver cómo estos están cumpliendo con su parte.

El octavo, insistir en nuestra apuesta decidida. Si tenemos un plan que respalda una determinada acción en busca de unos objetivos, no debemos desistir y probar de nuevo con una segunda ronda realizando las modificaciones necesaria. La repetición tiene un papel básico en el éxito en este tipo de acciones de marketing.

El noveno y último, pero no por ello el menos importante, seleccionar un buen proveedor que nos lleve a cabo la acción de buzoneo. Elegir la empresa adecuada para llevarla a cabo será capital. Es imprescindible conocer su capacidad para llegar a los lugares, en tiempo y forma, que necesitamos para conseguir que esta sea un éxito.

Su experiencia en este campo, así como la realización previa de trabajos que pongan de manifiesto su responsabilidad para con clientes y receptores de información y su honestidad como profesionales nos dará la tranquilidad que supone dejar en buenas manos un proyecto publicitario como el que se dirime del buzoneo.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.