Solicitar presupuesto gratis

La confirmación de unas nuevas Elecciones Generales en España después de que SS MM El Rey haya disuelto oficialmente las Cortes y convocado nuevos comicios para el último domingo de junio, la campaña electoral, con todas sus aristas, entre las que se encuentra el buzoneo, ya está de máxima vigencia.

Es por eso que, ante la continua aparición de la palabra buzoneo en los medios de comunicación, en alusión a los recortes que los nuevos partidos proponen a los tradicionales de cara a una nueva campaña que está a punto de comenzar y que se prolongará durante un mes, máximo estipulado, ha llevado a los académicos de la lengua, semióticos y semiólogos a analizar con pelos y señales todo lo que se va publicando, amén del lenguaje utilizado por los políticos.

Pues bien, en este sentido, en relación al envío de las papeletas vía correo postal, llamado toda la vida buzoneo como sucede en el capítulo del marketing directo, y denominado ahora desde hace un tiempo mailing por otros comunicadores, ha dejado en el aire una cuestión sobre la corrección del uso de ambos términos sobre la que ya se ha pronunciado Fundéu, la Fundación de español urgente.

Según los lingüistas que conforman esta fundación, “el anglicismo mailing, cuando hace referencia al envío de información publicitaria o propagandística por correo postal, puede traducirse en español por buzoneo”.

Las razones que esgrime son tan claras como contundentes. Y es que mientras la palabra mailing es una palabra anglosajona no incluida en nuestro diccionario, en el Diccionario Académico sí que existe desde el año 1992 la palabra buzoneo, que nos remite a buzonear, y que está definida como “repartir publicidad o propaganda en los buzones de las casas particulares”.

Si nos fijamos ya en cuál es su contexto puramente académico, vemos como este termino, el de buzoneo en español y de mailing en inglés, hace referencia envío de propaganda electoral y de las papeletas y los sobres oficiales que cada uno de los partidos implicados en los comicios en España tienen la oportunidad de enviar a los electores a través de los datos del censo que se les proporciona.

Siguiendo esta línea, Fundéu también aprovecha para seguir con más recomendaciones y clara que, cuando nos refiramos a los mensajes de correo electrónico se debe hablar de un buzoneo digital o electrónico en detrimento de mailing, que queda pues descartada de toda recomendación lingüistica.

Eso sí, en el caso de que se apueste por utilizar el anglicismo mailing, lo correcto es, o bien resaltarlo a través de la cursiva o bien colocarlo entre comillas si es que no se tiene la opción de marcar la primera opción que nos indica claramente que se trata de un término adoptado de manera eventual.

Ya sean periodistas, escritores o particulares, si tienen previsto realizar algún comentario sobre la austeridad en la inminente campaña electoral que afrontamos, recuerden que, siempre que se pueda, como es el caso, se debe utilizar el término español recogido en nuestro diccionario. Buzoneo sí, mailing no.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.