Solicitar presupuesto gratis

En los últimos años se ha caído en la falacia de que, para vender algo, la mejor manera es la de recurrir a las herramientas que ofrece el marketing online, ofreciéndose en el mundo digital una serie de posibilidades inalcanzables para el marketing tradicional.

En este sentido, cabe recordar en primer lugar que se trata de dos opciones complementarias, no exclusivas, y por lo tanto que ofrecen soluciones diferentes para necesidades distintas y que, en función de cuáles sean las necesidades del clientes, se podrán aplicar unas u otras en busca del objetivo final.

Sea como fuere, lo primero que tener claro es cuál es la diferencia conceptual entre ambos mundos:

Así pues, entendemos como marketing tradicional a aquellos recursos y técnicas destinadas a tener un efecto sobre un target determinado a través de la publicidad en medios offline, haciendo uso de marketing directo y destinadas a generar experiencias en contacto directo con el cliente potencial.

Por otro lado encontramos el Marketing digital, que tiene como base el uso de la red de redes con el mismo fin de comunicar y persuadir a través de resultados en buscadores, haciendo uso de la publicitación online, a través de las redes sociales, del comercio electrónico o de las newsletter, entre otras muchas opciones.

Ya centrándonos en cuáles son las ventajas del marketing tradicional sobre el marketing online, vamos a destacar las más importantes.

La primera sería la que está relacionada con la tremenda capacidad de transportar un mensaje a través de los medios de comunicación tradicionales y la confianza que estos despiertan en la gran mayoría de la población.

En segundo lugar sería la que acerca la marca al consumidor a través de distintas acciones de marketing directo. A diferencia de lo que ocurre en internet, estas acciones permiten a los consumidores tener un contacto directo con el producto o servicio, testarlo, y comentar a cara con los comerciantes todas sus dudas o preguntas.

El tercero haría referencia al público objetivo alejado de la red de redes. A veces caemos en el error de pensar que todo el mundo está conectado, pero muchos sectores de la población, como los de mayor edad o más rurales también son grandes consumidores y a través de los mecanismos tradicionales es la única manera de llegar a ellos.

Estos tres puntos vienen a converger en que internet, si bien es un medio tremendo para llegar a millones de personas a un coste relativamente reducido, no deja de ser un soporte en el que una marca decide anunciarse con el objetivo de darse a conocer, promocionar una oferta o hacer branding. Sin embargo, los medios tradicionales de los que se ha servido el marketing suponen el contacto real con el producto o servicio y con los vendedores, comerciales o personas de atención al cliente.

Como conclusión, los expertos consultados lo tienen claro. Tanto el uno como el otro son dos mundos que se deben saber complementar para lograr los mejores resultados posibles. No hay ni mejores ni peores.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.