Solicitar presupuesto gratis

Como venimos viendo en muchos de los post que vamos publicando en este portal, el mundo del buzoneo es tremendamente amplio.

Conseguir dar con una empresa de publicidad y marketing que respalde, mejore y potencie tu idea inicial, saber cuándo, dónde y durante cuánto tiempo realizar una campaña o hacer uso de las herramientas ed medición de resultados son algunas de las cosas que debemos tener en cuenta para minimizar los riesgos de una actividad de marketing directo tan consolidada como lo está el buzoneo.

No obstante, cuando todos los puntos anteriores están bajo control, es el momento de ponerse manos a la obra con la confección del folleto publicitario con el que pretendemos, llamar la atención, impactar, seducir, y en última instancia provocar una compra de un producto o un servicio, cuando no informar sobre nuestra apertura o existencia en un determinado sector y en un punto físico y/o online.

Para poder optar a estas opciones detalladas en el epígrafe anterior debemos contar configurar un folleto que contenga las siguientes características:

En primer lugar debemos pensar y mucho cuál debe ser nuestro titular. Este debe ser lo más corto posible con un máximo de ocho palabras y que contenga un mensaje breve, claro y conciso.

En este campo cabe tener en cuenta que debemos seducir más y mejor que nuestra competencia, por lo que no tardaremos en colocar palabras clave que dejen bien a las claras el valor añadido de nuestra oferta. Dirigirse a nuestro público objetivo, también ayudará.

Hay que tener claro que nuestra oferta es la mejor, casi la única. Es por eso que debemos vender nuestra mejor oferta. Pruebas gratuitas, descuentos suculentos o promociones salvajes durante un tiempo determinado y presentando el flyer depositado en su buzón postal pueden ser el empujón definitivo a que conozcan su oferta, y su empresa.

Además, si ofrecemos un bonus a los primeros clientes que acudan llamados por la oferta que les ofrecemos, dicen los datos, que la probabilidad de que recibamos un mayor feedback y una respuesta mucho más rápida se multiplicarán.

Es también importante adjuntar imágenes o bien del logotipo y/o la tienda física u online en la que nos pueden encontrar, o bien hacerlo sobre el producto o servicio que queremos vender para agregar confianza a nuestro mensaje, y siempre que este sea atractivo y valga la pena agregar esa imagen de calidad.

El último punto clave que no puede faltar en el folleto publicitario es el que hace referencia a los datos de contacto. Nuestra dirección, página web, perfil en las redes sociales y la información sobre cómo llegar a la oferta indicada y muchas otras similares se antoja como un dato capital.

En este campo es más habitual que se utilicen códigos QR en los que indicar la localización a través de Google Maps o que contengan algún premio o promoción extra a la ofertada.

Si conseguimos elaborar un folleto destinado al buzoneo que contenga todos estos ‘tips’ que hemos detallado estaremos muy cerca de conseguir nuestro objetivo a través de nuestra campaña de marketing directo.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.