Solicitar presupuesto gratis

En plena era de crisis económica, que no acaba de marcharse, y con los recursos más que justos por parte del pequeño y mediano comercio para tratar de dar a conocer su existencia o la puesta en marcha de nuevas promociones que hacer llegar a sus clientes potenciales, el buzoneo se ha convertido en uno de los mejores aliados de los comerciantes.

Con un coste de inversión mucho menor que los mecanismos de los que se sirven las acciones de marketing masivas, tales como la adquisición de espacio para anuncios en la prensa o en la radio locales, y mucho más certeros por lo selectivo de su enfoque y distribución que las vallas publicitarias, el envío de folletos publicitarios a través del buzón postal se ha convertido en uno de los mejores aliados del comercio tradicional, que por otro lado emplea a más de la mitad de la población activa de nuestro país.

En este complicado contexto de recesión económica que ha hecho disminuir el gasto de los clientes y mermadas las opciones de inversión en marketing -ahora más necesario que nunca para conseguir atraer a su target- vemos como los últimos estudios realizados al respecto de este tipo de acciones publicitarias muestra que es uno de los mejor valorados por el público que se maneja en edades entre 30 y 50 años de edad.

Para un porcentaje importante de población de este rango de edad, el vistazo que echan a estos flyers mientras suben por el ascensor o se dirigen al lugar de destino, acaba inclinando en muchas ocasiones la visita a un punto de venta o a otro a echar un ojo a las ofertas o productos en stock, cuando no en la venta final del producto.

Algo que sucede especialmente cuando la información referida en el buzón es clara, útil y directa, como la califican muchos de los más partidarios de seguir recibiendo este tipo de folletos publicitarios en su buzón. Así lo publican en la web Pymes y Autónomos.

Un información que nos puede ser tremendamente útil a la hora de iniciar una campaña de marketing directo a través del sistema clásico del buzoneo, sabiendo previamente a qué tipo de personas nos queremos dirigir, dónde podemos encontrarlas con una mayor seguridad, y sobre todo definiendo claramente el mensaje impactante y que conmine a los receptores de ese folleto a interesarte por nuestra empresa o marca.

En cuanto al porcentaje de éxito de estas acciones, según la misma web a la que nos referíamos en los párrafos anteriores, parece que es en el sector de la moda, y más concretamente en el de las tiendas de moda del pequeño comercio donde mejor resultados ofrece el buzoneo.

Las razones son principalmente dos. La primera, la posibilidad de llevar físicamente al punto de venta el folleto para indicar qué es lo que ha visto que le interesa, la segunda, para compartir con sus allegados la información que contiene el flyer y que cree le pueden resultar útil a un tercero tras haberla encontrado en su buzón.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.