Solicitar presupuesto gratis

En un contexto como el actual, con decenas de competidores saliendo cada día en cualquier parte del mundo tratando de robar parte del pastel que luchamos por conseguir se hace imprescindible invertir en publicidad y marketing en busca de dar la mayor visibilidad a nuestro proyecto.

Las maneras de darse a conocer, comunicar el lanzamiento de un nuevo producto o servicio o de hacer llegar a una nueva promoción es distinta en función del tipo de empresa, sus clientes y los objetivos que se marque. No obstante, existen técnicas publicitarias, como por ejemplo sucede en la publicidad directa, capaces de dar respuesta a todas las necesidades comunicativas de una empresa.

Así, por ejemplo, vemos cómo el buzoneo se erige como una fórmula de lo más exitosa a la hora de hacer comunicar en determinas áreas de actuación locales o regionales, así como cuando se requiere segmentar el impacto de un público objetivo en concreto, como puedan ser los hombres de un cierto estatus socio-económico y con aficiones concretas.

Una forma de hacerse visible únicamente para el target objetivo de un proyecto que, además, resulta tremendamente económico en comparación con otras formas de above the line como las que ofrecen los medios tradicionales a través de programas especializados, publicaciones impresas con públicos claros, etc.

Y es que el montante que se necesita para idear un buen mensaje, claro, conciso, directo y persuasivo; imprimirlo en un soporte como pueda ser un folleto, una cuartilla, un flyer o un díptico y el reparto dirigido a aquellas zonas o lugares en los que sabemos de antemano vamos a encontrar a quien el empresario quiere dirigirse lo convierte en asequible para todo tipo de proyectos, incluyendo los más pequeños y locales.

No obstante, el buzoneo es una de las técnicas de marketing directo que mejor tasa de retorno ofrecen por cada euro invertido. Esa es la razón por la que cada vez más pequeños y medianos empresarios recurren a él cuando necesitan multiplicar el número de potenciales compradores de aquello que venden.

Otras técnicas publicitarias de bajo coste son la rotulación en lugares públicos concurridos por un target concreto o el reparto de muestras en espacios como centros comerciales o eventos masivos de un tipo de consumidores en los que se sabemos de antemano van a concurrir a quienes queremos atraer como clientes.

Lo mismo sucede, ya en el marco online, con el SEO. Ya que con muy poca inversión es posible conseguir mejorar la posición en los resultados de búsqueda de Google de cualquier proyecto web de la mano de expertos en esta nueva ciencia.

Visibilidad de largo alcance para grandes proyectos empresariales

Más allá de las opciones más económicas, en el caso de que el empresario que necesita anunciarse crea que su proyecto empresarial requiere de una fuerte inversión en medios de comunicación de masas o de alcance nacional o internacional, estando dispuesto a correr con el cargo que esto supone en pro de un beneficio mayor, siempre puede acabar recurriendo a algún crédito como el reconocido Monedo Now como los muchos que ofrecen las entidades financieras que entrañan riesgos bajos.

Puntuación
[Total: 1 Puntuación: 5]