La democratización del acceso a internet en Occidente, y la cada vez mayor penetración y adaptación al estilo de vida de sus habitantes, está teniendo como consecuencia que cada vez sea mayor la presencia de las técnicas digitales en el campo de la mercadotecnia.

Sin negar el avance que el marketing digital ha supuesto a todas las empresas de un tiempo a esta parte -y lo que falta por llegar- no es menos cierto que el marketing directo todavía sigue gozando de ciertas singularidades que lo hacen insustituible en muchos sentidos, tal y como siguen demostrando los últimos estudios que ponen de manifiesto que, para según qué cosas, los usuarios siguen prefiriendo recibir determinados impactos publicitarios por las ‘vías tradicionales’.

Algo que conocen de primera mano millones de empresas en todo el mundo que siguen invirtiendo en acciones que les revierten en resultados que tienen una consecuencia directa en su cuenta de resultados. Esas ventajas que les proporciona a las empresas respecto al marketing digital, incapaz de satisfacer de igual manera en tiempo y forma, es lo que van a centrar lo expuesto en este post.

Cara a cara

A pesar de la introducción de los chats o las videollamadas, la personalización y la fidelización que se consiguen tratando en persona a una persona en cada acción de marketing y en cada asunto a resolver a un cliente o futuro cliente de nuestra empresa tiene un peso determinante, según los propios consumidores. Aquí, el marketing directo se anota el primer punto a su favor.

Análisis de resultados

Lo que en el argot publicista se conoce como el ROI, es decir, el retorno que se devenga de cada acción de marketing, es mucho más medible y comprobable cuando se trata de acciones de marketing directo. La entrega de vales en el ‘street marketing’ o en ferias, los cupones personalizados con códigos en el buzoneo y otras acciones de direct marketing permiten no sólo empezar a comprobar antes cómo es el retorno de una acción, sino pormenorizar en los resultados de esta.

Interactividad

No es lo mismo impactar con un mensaje publicitario determinado frente a un cliente potencial que no hacerlo a través de un post que no sabes con exactitud cuánta gente lo va a leer, ni cuándo, que hacerlo a través de una explicación en la vía pública o en un acto publicitario, por poner algún ejemplo de tantos. Aquí, la velocidad con la que se produce el feedback también nos ayuda a poder enmendar algunos errores o encauzar la acción conforme recibamos respuestas de los clientes. Rectificación que se traduce en menos gasto a la postre.

Todos los públicos

Aunque es cierto que cada vez más gente de mayor edad se está familiarizando con las nuevas tecnologías, hay muchas propuestas empresariales que están enfocadas a un target que sigue informándose por la televisión, la prensa o la radio y que no lo hace a través de las redes sociales o la web. Si queremos contar también con estos potenciales compradores el marketing directo es nuestra única vía.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.