No hay proyecto empresarial nuevo que, sin acción alguna de marketing, consiga alcanzar sus objetivos en los plazos marcados mejorando los números del anterior ejercicio. Sin embargo, eso no quiere decir que haya que dejar un porcentaje de la partida dedicada a inversión que comprometa el resto de acciones de la empresa. De hecho, existen pequeñas acciones de mercadotecnia que pueden servir de mucha ayuda y que no cuestan nada de dinero.

Lo primero que debes hacer es una página web. Hoy en día, invirtiendo apenas cinco euros anuales en un dominio y un poco más en un servidor mínimo puedes montarte una página web de lo más aparente gracias a la cantidad de plantillas gratis que ofrece, por ejemplo, WordPress.

Una vez la tengas debes saber que existen acciones de SEO que no tienen por qué costarte dinero y que ayudarán a mejorar las SERP’s de tu site. Por ejemplo, en intercambio de enlaces. Si bien a menudo esta táctica cuesta dinero -además de tenerse que hacer bien para no ser penalizado por los buscadores- mantener una buena relación con proveedores puedes ayudarnos a crear sinergias a través del link building dotando de una mayor reputación nuestra web.

En esa misma línea puedes dedicar cada día un rato a las plataformas sociales donde, creando un perfil que no cuesta dinero, puedes informar de tus promociones y ofertas a clientes a través de hashtags, de grupos de interés de usuarios o en comentarios de las páginas de la competencia.

Relacionado con este punto, una manera de conseguir visibilidad pasa por convertirte en un habitual de distintos foros relacionados con tu sector, ayudando a la gente a resolver sus dudas mentando tu proyecto en cada ocasión en la que sea oportuno, lo que ayudará a promocionar el nombre de tu negocio ante su propio target.

Tira de influencers. Algunos, es verdad, cobran por hablar de tu producto o servicio, pero otros lo hacen a cambio de testar en propia persona y sin cargo aquello de lo que posteriormente hablarán en las redes sociales. El marketing de influencia está creciendo exponencialmente.

Ya sea a través de internet o través de la Cámara de Comercio de tu ciudad o algún estamento que sea activo en este tipo de eventos, crea un curso o charlas coloquio que pueden ser interesantes para tus clientes y posibles clientes del futuro en una acción de branding que no tiene por qué tener coste alguno.

Similar a este punto estaría el que nos llevaría a brindar ayuda de manera gratuita. De nuevo tanto a través de las red de redes como físicamente podemos anunciar que estamos dispuestos a echar un cable a posibles clientes sin cargarles ni un euro con el fin de acercarlos a nuestro proyecto, generar imagen de marca y provocar el boca a boca que tan bien viene funcionando desde tiempos memoriales.

Como ven, hay distintas acciones tanto de marketing directo como de online marketing que no cuestan dinero y que pueden marcar la diferencia entre un proyecto ganador y otro que no lo sea.

Puntuación
[Total: 0 Puntuación: 0]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.